Lo dijo un cantautor (26)

Havanization, del cubano Raúl Paz, es de esos discos que crean adicción. Aquí van tres cortes: “Havanization”, “Gente” y “Carnaval”.

HAVANIZATION
Hay una Habana que no duerme hasta el otro día.
Hay una Habana de uniforme, de alegoría.
Habana muerta domingo y otro día.
Te volverá a encontrar, te volverá a encontrar.

GENTE
En una casa ayer, con techo de papel, te invitan a comer, no mienten.

Un tipo guapetón se saca to su flow y dice cosas porque siente.
Así se vive aquí, a veces tan feliz, y a veces casi te arrepientes.
No hay mucha solución, ni mucho que entender, aquí todo es muy diferente.

CARNAVAL
No me pregunten más lo que puede durar,

ser un buen tipo a nadie le conmueve.
Prefiero no avisar, me gusta complicar,
vengo directo del 69.

Anuncios

El cartel (38)

La película cubana Habanastation, del realizador Ian Padrón, representará a la isla por una candidatura al Oscar 2012 en el apartado de mejor filme extranjero.

Una comisión de premios del Instituto cubano de cine, integrada por los realizadores Fernando Pérez (Suite Habana) y Manuel Pérez (Páginas del diario de Mauricio) y el editor Manuel Iglesias (El Benny), tuvo a su cargo la selección, de acuerdo con lo establecido en las normas de la Academia de Hollywood.

Protagonizada por los niños Andy Fornaris y Ernesto Escalona, Habanastation ha acumulado éxitos dentro y fuera de Cuba desde su estreno en julio último y fue calificada por la crítica cubana de suceso cinematográfico del año.

Galardonada en el Festival Traverse City, en Michigan, fundado por Michael Moore, y ovacionada en una proyección única en Miami, relata la historia de dos compañeros de aula, pertenecientes a entornos sociofamiliares muy diferentes, que entablan una bonita amistad a partir de su entusiasmo por los videojuegos.

Desde principios de septiembre comenzaron a llegar a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos las diferentes propuestas que competirán en el apartado de cinta extranjera, entre ellas Tropa de élite 2, de José Padilla, Brasil; Miss Bala, de Gerardo Naranjo, México; y Violeta se fue a los cielos, de Andrés Wood, Chil.

Las candidaturas oficiales en este apartado serán anunciadas el 24 de enero de 2012 en Los Angeles.

Los dos protagonistas. Foto: La Jiribilla.

Korda y el Che, 50 años después

El Comandante Guevara, a los 31 años, el 5 de marzo de 1960, durante las honras fúnebres a las víctimas del sabotaje al vapor francés "La Coubre".

La famosa foto que le hizo Korda al Che, y que ha devenido una de las más reproducidas de la historia, cumplió 50 años el 5 de marzo. Con tal motivo se está estrenando en Cuba “Sencillamente Korda”, un documental que rinde homenaje a Alberto Díaz “Korda” (1928-2001), el autor del ícono fotográfico del siglo XX.

Dirigido por el veterano realizador Roberto Chile, el audiovisual está basado en una entrevista –hasta ahora inédita– que se le hizo al maestro del lente en su casa junto a un equipo de cineastas daneses, seis meses antes de su repentina muerte en París.

En declaraciones a Cubadebate.cu, Chile dijo que el testimonio iba a formar parte de un extenso documental que se planeaba por aquellos tiempos, el cual quedó inconcluso. Korda habla de sus orígenes, sus comienzos en la fotografía, su especialización en la fotografía de modas, sus viajes con Fidel por Cuba y el mundo y su experiencia con el Che, entre otras interesantes reflexiones.

Diana Díaz, hija mayor y heredera de Korda, lucha desde la muerte de su padre contra la utilización abusiva, y sobre todo con fines publicitarios, del póster del Ché. En ocasiones el caso ha navegado con suerte en los tribunales.

He aquí un avance de “Sencillamente Korda”, cortesía de Cubadebate.cu:

El cartel (23)

La película que ha roto récord de taquilla en Argentina.

Inauguran 31 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano

Chucho Valdés al piano abrirá las puertas de la fiesta del cine. En el Teatro Karl Marx, el virtuoso pianista dejará volar sus manos prodigiosas para traducir el sabor de Cuba al lenguaje universal de la música. Jazz y canciones cubanas se escucharán esta noche en la inauguración que tendrán además como invitada a Omara Portuondo, la diva del Buena Vista Social Club.

En el apartado cinematográfico, completará la noche el filme “El secreto de sus ojos”, producción hispano-argentina de Juan José Campanella, que estará en esta nueva edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano tras su meteórico paso por las pantallas argentinas, el espaldarazo de importantes festivales y varias nominaciones en perspectiva. En Argentina, rompió records de audiencia al convertirse en la producción nacional más vista de los últimos veinticinco años.

Estrenada el 13 de agosto pasado, en menos de un mes superó cómodamente el millón de espectadores, y al arribar a su decimoquinta semana en cartelera, había acumulado un total de 2 313 618 entradas vendidas, con lo cual hizo trizas la marca vigente hasta ese momento, impuesta por “Manuelita” (Manuel García Ferré) en 1999. La película tuvo su estreno internacional dentro del programa “Presentaciones Especiales” del prestigioso Festival de Toronto, y a renglón seguido compitió en la sección oficial del Festival de San Sebastián.

Elegida por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina como la candidata que representará al país en la carrera por el Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, la cinta integra, además, la nómina de las diez precandidatas al premio Goya a la Mejor Película Latinoamericana.

La edición 31 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que se clausura el 13 de diciembre, exhibirá más de 400 filmes, de ellos 104 son obras en concurso, incluidos 41 largometrajes, y rinde homenaje al 50 aniversario del Instituto Cubano de Cine e Industria Cinematográficos (ICAIC).

La lista de invitados incluye a los españoles Ventura Pons e Isabel Coixet, la alemana Hanna Shygulla y los argentinos Tristán Bauer, Gastón Pauls, Fito Páez y León Gieco. Bauer realizará en La Habana el estreno mundial de su documental “Che, un hombre nuevo”, que muestra la cara menos conocida del guerrillero Ernesto “Che” Guevara.

(Más información en el sitio oficial del Festival)

Una ojeada al pasado

© BBC

El 1 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana tuvo lugar del 3 al 10 de diciembre de 1979. En aquella ocasión, el evento acogió a más de 600 cineastas de América Latina y tuvo como presidentes de los jurados a Gabriel García Márquez (Ficción) y Santiago Álvarez (Documentales y Dibujos Animados). Los ganadores del Gran Premio Coral fueron Geraldo Sarno (“Coronel Delmiro Gouveia”, Brasil) y Sergio Giral (“Maluala”, Cuba), en Ficción, Patricio Guzmán (“La batalla de Chile: la lucha de un pueblo sin armas”, Chile), en Documental, y Juan Padrón (“Elpidio Valdés”, Cuba), en Animación.

Lo dijo el cantautor Silvio Rodríguez

En Managua, 1983. (© Marcelo Montecino)

Desde la sección “Lo dijo un cantautor” –en su entrega número 12–, quiero brindar mi felicitación a la voz mayor de la nueva trova, el gran Silvio Rodríguez Domínguez, que mañana domingo 29 de noviembre cumple 63 abriles. Al igual que muchos, me he preguntado qué hubiera sido de ese movimiento sin él, y más aún, qué hubiese sido de la cultura cubana sin su aporte.

Hoy podría aprovechar para mimarme un poco y poner en esta entrada mi canción favorita de Silvio. Requiem, Aunque no esté de moda, Ángel para un final, Sólo el amor, Te amaré, Mariposas, No hacen falta alas, Quién fuera, Canto arena, El día feliz que está llegando, Te doy una canción, Canción del elegido, El Mayor, Óleo de una mujer con sombrero

Imposible, imposible. Son tantas las favoritas, las imprescindibles, las clásicas de siempre, las universales… Ya veré por cuál me decido. Mientras, las noticias hablan del privilegio que tuvieron los venezolanos que hoy asistieron al “Silviando en Caracas. Tributo a un trovador”, en el Museo de Bellas Artes.

Temas como Pequeña serenata diurna, Causas y azares, El necio, El escaramujo y Te doy una canción fueron interpretados por artistas venezolanos y cubanos: Ismael de la Torre, Danilo Vázquez, Pinky, Pavel Póveda, Charly Salgado, Adrián León, Mauricio Figueiral y Raúl Verdecia.

Dayana Ortiz, Yeniana Ordaz y Julio Viso leeyeron poemas y textos sobre el artista nacido en 1946, en San Antonio de los Baños, y considerado uno de los mayores impulsores de la nueva canción latinoamericana.

¡Felicidades, maestro!

CANCIÓN EN HARAPOS

Que fácil es agitar un pañuelo a la tropa solar
del manifiesto marxista y la historia del hambre.
Que fácil es suspirar
ante el gesto del hombre que cumple un deber
y regalarle ropitas
a la pobrecita
hija del chofer.
Que fácil de enmascarar sale la oportunidad.

Que fácil es engañar al que no sabe leer.
Cuántos colores, cuántas facetas
tiene el pequeño burgués.
Que fácil es trascender con fama de original,
pero se sabe que entre los ciegos el tuerto suele mandar.
Que fácil de apuntalar sale la vieja moral,
que se disfraza de barricada
de los que nunca tuvieron nada.
Qué bien prepara su máscara el pequeño burgués.

Viva el harapo, señor,
y la mesa sin mantel.
Viva el que huela
a callejuela,
a palabrota y taller.*

Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir
la caravana en harapos de todos los pobres.
Desde un mantel importado y un vino añejado
se lucha muy bien.
Desde una mesa gigante y un auto elegante
se sufre también.
En un amable festín se suele ver “combatir”.

Si fácil es abusar, más fácil es condenar,
y hacer papeles para la historia, para que te haga un lugar.
Que fácil es protestar por la bomba que cayó
a mil kilómetros del ropero y del refrigerador.
Que fácil es escribir algo que invite a la acción
contra tiranos, contra asesinos,
contra la cruz o el poder divino,
siempre al alcance de la vidriera y el comedor.

Viva el harapo, señor,
y la mesa sin mantel.
Viva el que huela
a callejuela,
a palabrota y taller.

* Originalmente decía burdel.

Navegando por YouTube me tropecé con esa interpretación de Canción en harapos, tema compuesto a principios de los 70 pero recogido en el disco Causas y azares, de 1986. La poderosa letra habla por sí sola. Como siempre, la escalinata de la Universidad de La Habana vibró con la energía de un concierto que marcó la vida de los que allí estuvieron esa noche de 1985.