Adiós a Manolo Galván

Falleció en Buenos Aires el cantante español Manolo Galván. Tenía 66 años y su muerte se produjo tras un agravamiento de la afección pulmonar que padecía. Nació en Alicante, pero desde 1981 hizo de Argentina su hogar. Su inconfundible voz nos queda en temas clásicos como “Solo pienso en ti”, “Te quise, te quiero y te querré”, “¿Por qué te quiero tanto?”, “¿Por qué te marchas, abuelo?” e “Hijo de ramera”.

Anuncios

La frase (142)

"Stevesus" by Forsteiner

“Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición”.
(Steve Jobs, 1955 – 2011)

Amy se une al funesto Club 27

La muerte le llegó este sábado a Amy Winehouse con un boleto para el funesto “Club 27”, al que pertenecen un grupo de jóvenes que marcaron la escena musical.

Tras una carrera meteórica de innegable talento pero de excesos peligrosos, la cantante inglesa se unió a otros famosos que fallecieron a la temprana edad de 27 años: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain, Brian Jones, Robert Johnson… La página de Wikipedia dedicada al club no tardó ni dos horas en actualizar la lista.

A esta edad tabién perecieron algunos actores, pintores, deportistas, poetas…, como Brandon Lee, Jonathan Brandis, Jean-Michel Basquiat y Andrés Escobar.

Amy Winehouse ya no vive aquí

Amy Winehouse 1983 - 2011 (Foto: Alcoholicpixie-d41f6ia)

Londres, Inglaterra. Pocos fans de Amy Winehouse y algunas decenas de periodistas se aglomeraron frente a la casa donde murió la cantante británica, la tarde de este sábado en Camden, al norte de Londres. Uno de los vecinos de Amy habló con la prensa y relató que escuchó mucho ruido y algunos gritos de mujer en la madrugada.

“No puedo decir que eran gritos de Amy Winehouse, pero oímos mucha confusión en las últimas horas que, aparentemente, venían de la casa de ella”, dijo el habitante de Camden Square, que se identificó como Derrick. “Ella era una gran vecina, no me incomodaba para nada”, aseguró.

Con un talento vocal impresionante, la cantante británica de 27 años era el extremo de dos características opuestas: talento y polémica. Con una capacidad vocal incuestionable, sus espectáculos eran opacados por su principal problema: el abuso de alcohol y drogas.

Esta es una de las canciones de Amy que más me gustan, Love Is A Losing Game, de su álbum Back to Black, presentado en febrero de 2007.

Though I’d bet on blind
Love is a faith resign
Memories mar my mind
Love is a faith resign

Over futile odds
And laughed at by the gods
And now the final frame
Love is a losing game

Google recuerda a Cézanne

Siempre es grato abrir la página de inicio de Google y ver que el buscador número uno de internet se hace eco de las grandes efemérides. Hoy no es la excepción. El “google doodle” de este día, 19 de enero de 2011, conmemora el 172 aniversario del nacimiento del pintor francés Paul Cézanne, padre del arte moderno.

Aunque en vida no tuvo el reconocimiento que merecía, Cézanne dejó un legado artístico que inspiró a creadores de la talla de Picasso, Braque y Gris, quienes también exploraron la simplificación geométrica y los fenómenos ópticos abordados por el postimpresionista francés. Matisse admiraba su utilización del color y Picasso desarrolló la estructura de la composición plana de Cézanne para crear el estilo cubista. Según Picasso, Cézanne era su único maestro. “No creáis que me limitara a mirar sus cuadros… Pasé años estudiándolos… Cézanne era como un padre para todos nosotros”, dijo.

Imposible no acordarme del poema Rojo cinabrio, del peruano Carlos Oliva, publicado en este blog en noviembre de 2008. He aquí un fragmento:

… No murió Cézanne de muerte natural,
Artificial o accidental
(Sabía desmayarse/
Desvanecerse entre los viñedos);
Tampoco por sentir con la percepción;
Tampoco por pensar como el melocotón
(De manera aduraznada ser y ver),
No por abandonarse bajo la lluvia nocturna
Ni por mirar fijamente el infinito
Imperfecto…