«Ampárame, mamá»

caridad del cobre

© Edin Gutiérrez, "Caridad del Cobre". Giclee on Canvas - 20 x 30

8 de septiembre
Día de la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre
Patrona de Cuba


Cuba celebra la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre

SANTIAGO DE CUBA (ZENIT.org).– Con una peregrinación que concluyó en la madrugada de este martes, cientos de fieles cubanos abrieron la celebración de la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla, cuando se prepara el cuarto centenario de su hallazgo.

«Han llegado ofreciendo su esfuerzo, la algarabía se escucha en todo el Santuario Nacional, la alegría es inmensa, nos dicen que han encontrado un santuario repleto de personas», señala la información entregada en la página oficial de este santuario http://www.virgendelacaridaddelcobre.org, la cual está siendo actualizada cada 60 minutos para mantener informados a quienes siguen de manera virtual esta celebración.

«Los cubanos, de manera especial, echamos la casa por la ventana para sentirnos hermanos junto a la Virgen de la Caridad, nuestra madre y patrona. ¡Estamos de fiesta!», aseguran los organizadores.

Misas, rosarios y peregrinaciones son parte de la programación oficial para celebrar a la patrona de la isla. A las 12 de la noche de hoy se celebró una eucaristía presidida por monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba. Leer más de esta entrada

¿Y si al morir no nos acuden alas?

caer1

SONETOS A LA VIRGEN

III

Cautivo enredo ronda tu costado,
pluma nevada hiriendo la garganta.
Breve trono y su instante destronado
tiemblan al silbo si suave se levanta.

Más que sombra, que infante desvelado,
la armadura del cielo que nos canta
su aria sin sonido, su son deslavazado
maraña ilusa contra el viento anda.

Lento se cae el paredón del sueño;
dulce costumbre de este incierto paso;
grita y se destruyen sus escalas.

Ya el viento navega a nuevo vaso
y sombras buscan deseado dueño.
¿Y si al morir no nos acuden alas?

© José Lezama Lima
(Perteneciente al poemario Enemigo rumor. La Habana, 1941)