El cartel (6)

A4_LTA.indd

"La teta asustada", 2008

Sinopsis:
Fausta tiene LA TETA ASUSTADA una enfermedad que se trasmite por la leche materna de las mujeres que fueron violadas o maltratadas durante la guerra del terrorismo en Perú. La guerra acabó, pero Fausta vive para recordarla porque “la enfermedad del miedo” le ha robado el alma.
Ahora la súbita muerte de su madre la obligará a enfrentarse a sus miedos y al secreto que oculta en su interior: ella se ha introducido una patata en la vagina, como escudo, como un protector, y piensa que así nadie se atreverá a tocarla. LA TETA ASUSTADA cuenta la búsqueda de un florecer. Un viaje del miedo a la libertad.

Ficha artística:
Fausta: Magaly Solier
Sra. Aída: Susi Sánchez
Noé: Efraín Solís
Tío Lúcido: Marino Ballón
Perpetua: Bárbara Lazón
Máxima: María del Pilar Guerrero
Tía Carmela: Delci Heredia
Severina: Karla Heredia
Melvin: Fernando Caycho
Jonathan: Spencer Salazar
Chicho: Summy Lapa

Ficha técnica:
Guión y dirección: Claudia Llosa
Productores: Antonio Chavarrías, José María Morales y Claudia Llosa
Directora de producción: Delia García
Directora de fotografía: Natasha Brier
Directoras de arte: Patricia Bueno y Susana Torres
Sonido directo: Edgar Lostaunau
Diseño y montaje de sonido: Fabiola Ordoyo
Montaje: Frank Gutiérrez
Mezclas: David Callejas
Música: Selma Mutal

Para ver el trailer, premios y otros datos, entra a www.latetaasustada.com.

Anuncios

Y después del parto… ¿qué?

Cayena pone en portada hoy un artículo sobre las relaciones sexuales después del parto. Otra vez Adela Doré nos premia con una ilustración. Puedes acceder a la sección Planeta Mujer con un click aquí o en la foto.

A estos cambios se suman el cansancio y la depresión tras la euforia del nacimiento, que en ocasiones provocan disminución del apetito sexual y desinterés en intimar con el cónyuge. El cuidado del bebé las 24 horas y una rutina física agotadora -sobre todo para las primerizas-, suelen obstaculizar los placenteros encuentros de pene y vagina.

Anorgasmia, ese fantasma que cercena

cayena-anorgasmia

De acuerdo con los especialistas, la respuesta orgásmica es una sola, aun cuando los estímulos sexuales se reciben a través de distintas zonas del cuerpo, o con la fantasía. Algunas mujeres llegan al orgasmo por estimulación de los pezones, otras por caricias en el Monte de Venus, o por estimulación en la zona anal. Poco más del 50% de la población femenina, además de la penetración, necesita ser estimulada en el clítoris y los labios menores. Apenas un 35% llega exclusivamente por penetración, y en este caso siempre está implícita la estimulación directa o indirecta del clítoris.

¿De quién es la culpa?

María Eugenia llevaba años sin relaciones sexuales con su esposo. “Nunca conseguí un orgasmo con él, pero sí mediante la masturbación. Después me enamoré locamente de mi nueva pareja, pero aunque disfrutaba muchísimo con él, tampoco conseguí un orgasmo, por lo que él decidió marcharse”, nos cuenta con visible muestra de insatisfacción.

Algunas mujeres suelen culpar a su compañero de no saberlas conducir al placer. En las consultas de terapia sexual son frecuentes las quejas: “mi novio es un semental, aguanta cantidad, pero yo no llego”, o “él solo piensa en su disfrute, no se preocupa por saber qué me gusta a mí”.

Puedes leer el artículo completo en la sección Planeta Mujer de Cayena.com.do