Siento, luego veo

bellas artes tactil

Venus de Milo

Todavía es posible asistir a «Siento, luego veo» en la Galería Nacional de Bellas Artes. Se trata de una exposición para ser vista y tocada, compuesta por esculturas y objetos provenientes del Museo del Louvre. La muestra itinerante es parte de la celebración del bicentenario del nacimiento de Louis Braille, creador del alfabeto que lleva su nombre.

«Siento, luego veo» está compuesta por 16 réplicas de esculturas grecorromanas de fama universal, como La Venus de Milo, el Laoconte y el Gladiador de Borghese, las cuales forman parte de la Galería Táctil del famoso museo parisino.

La muestra, dirigida principalmente a personas no videntes o de escasa visión, ha sido auspiciada por la Embajada de Francia, el Patronato Nacional de Ciegos y la Alianza Francesa. La completan esculturas modernas, talladas en madera, del artista dominicano Juan Trinidad, y réplicas de piezas precolombinas creadas por los Hermanos Guillén.

La exposición, que se ha presentado con gran éxito en diversas ciudades de Europa y América, cuenta con guías entrenados y fichas explicativas, en español y braille, así como con facilidades para el desplazamiento de personas con dificultades motoras.

Anuncio publicitario

Somos vibraciones

cuencos tibetanosAlgunos sonidos nos llevan a la paz más profunda. Otros nos conducen a estados mentales de ensoñación o trance. Por supuesto, no faltan sonidos para alegrarnos o entristecernos. ¿Cuál es el motivo? La respuesta es muy simple: somos vibración y como tal, tenemos la capacidad de alterarnos a partir de la audición y percepción de otra vibración o sonido.

De este tema fascinante y necesario estaré escribiendo próximamente. En su blog Mirando las musarañas, Bea cita a Andrea, quien en su bitácora Sendero de luz hace una introducción a los cuencos y campanas tibetanos.

Andrea refiere que los cuencos tibetanos, las campanas, los cimbals, los gongs y demás instrumentos musicales de gran poder, se han convertido en los grandes aliados de todo tipo de terapias vibracionales y energéticas, pues se les considera elementos de gran utilidad en las prácticas terapéuticas dispensadas por profesionales de la medicina holística.