Un elefante se balanceaba…

¿Qué pasa cuando perdemos el equilibrio? Simplemente metemos la pata.