Haiku rompeolas

"Untitled 472" by ErosTurranos

Rompeolas, qué paz

de domingo te robas.

Qué fuego en mi mar…

(© 2011 Abrazador)

Anuncios

Cómo hacer cine (lecciones décima y oncena)

"Nude Photographer" by Digitalarticulation

DÉCIMA LECCIÓN
Nunca trabajes en el papel tus movimientos de cámara. Llega a los sitios pensando que no vas a mover la cámara, que no vas a iluminar, que no vas a inventar. Llega vacío, sin la menor intención. Echa a andar el motor de la cámara y vive. No crees escenas, crea accidentes. Esos accidentes no los crees en dirección a la cámara. Tú no estás haciendo una película, estás metido en un accidente. Parte del accidente son tus movimientos de la cámara.

DECIMOPRIMERA LECCIÓN
Y de pronto el gran placer. Una toma pensada con la cámara opinando con luz artificial, con “Actuaciones” (¡un verdadero postre!).

En verdad te digo, por este camino puedes llegar a hacer películas de Hollywood de los años 40. Si quieres ser un gran cineasta de vanguardia, vuelve a filmar “Lo que el viento se llevó”, exactamente igual, con actores de cuerpos gemelos a los de Clark Gable y Vivien Leigh. Si logras que tu película no pueda distinguirse de la original, has pasado a la historia.

© Alejandro Jodorowsky

Cómo hacer cine (novena lección)

"Naked True About Apple" by Gutku

NOVENA LECCIÓN

No importan los movimientos de la cámara. Ella debe moverse sólo cuando no se puede quedar quieta. Tú llevas el alimento en la mano. La cámara es un perro. Hazla que con hambre siga al alimento. El hambre hace que el animal se borre. No hay perro, hay hambre, no hay cámara. Hay acontecimientos. Nunca te puedes comer la manzana entera en el mismo instante. Tienes que dar mordiscos. Mientras comes tienes una parte. Debes saber que el trozo que mascas no es la manzana entera. Nunca puedes tener la manzana entera en la boca porque por muy grande que sea tu boca, no puede caber en ella el fruto que es parte del árbol ni el árbol que es parte de la tierra. La pantalla es tu boca. Allí entran pedazos. Partes del accidente. No intentes trabajar con tomas absolutas. No creas que existe la toma mejor. A la manzana la puedes morder en cualquier sitio. Si la manzana es dulce, no importa por dónde empieces a comerla. Preocúpate de la manzana, no de tu boca. ¡Cineasta! Antología de fragmentos, tú también un fragmento; tu película inconclusa, eres parte, eres continuación. No hay cierres. Mata la palabra fin. Empezarás una película el día en que te des cuenta que simplemente continúas. No busques el prestigio. Desdeña los efectos. No adornes. No pienses lo que la imagen va a producir. No la busques. Recibe las imágenes. La caza está prohibida. La pesca permitida.

© Alejandro Jodorowsky

Orgasmos por la paz

"Orgasm" by Jugulator

"Orgasm" by Jugulator

Vuelve por tercer año consecutivo el Día Internacional del Orgasmo por la Paz. Mañana domingo, 21 de diciembre, será el día más corto y la noche más larga del año. El solsticio de invierno, como se le conoce a este fenómeno, es el pretexto de una pareja de pacifistas californianos para levantar la voz en favor de la paz. La vía no puede ser más sana y natural, y a la vez sui generis, el orgasmo, una de las sensaciones corporales más democráticas que puede experimentarse.

Donna Sheehan y Paul Reffell, promotores del evento, son famosos por promover protestas contra los enfrentamientos armados a través de Baring Witness, organización antiguerra en la que sus integrantes se muestran sin ropas.

Donna Sheehan & Paul Reffell

Donna Sheehan & Paul Reffell

Según ellos, la sensación de bienestar y plenitud que se experimenta durante el orgasmo nos ayuda a reproducir la condición ideal de armonía en la que se debería vivir en la Tierra. Alegan que la justicia social sólo es posible a partir de una mirada compasiva con nosotros mismos y con los demás, que trascienda las diferencias de género y que es posible iniciar desde un orgasmo.

Ese glorioso momento de unos pocos segundos, refiere la pareja de ancianos, ayuda a luchar contra el calentamiento global, porque es una forma de liberar energía sin calentar –al menos en su término semántico más estricto– al planeta. Para efectuar un cambio en el campo de energía de la Tierra, mediante la inserción de la mayor carga posible de energía humana, convocan a todos los hombres y mujeres, solos o en compañía.

Qué buena causa, ¿verdad?

P.S.: Dream of Californication, dream of Californication…