Lo dijo un cantautor (13)

Última foto que © Jaime Guerra (El maremoto) le tomó a Luis Dias.

Falleció el cantautor dominicano Luis “Terror” Días. Su verdadero nombre era Luis Díaz Portorreal y nació en Bonao, el 21 de junio de 1952. Desde pequeño estuvo rodeado de música, ritmo y ambientes artísticos, pues su padre era tocador de tres –un instrumento musical usado en los campos dominicanos y cubanos– y su madre era cantante de Salves.

Compositor, guitarrista y cantante. También se le considera el Padre del Rock Dominicano por sus diversos aportes a la música alternativa y por la fusión de ritmos autóctonos con las guitarras propias del rock.

De su rica discografía sobresalen las canciones “El guardia del arsenal”, “Marola”, “Ay ombe”, “Mi guachimán”, “Los mosquitos puyan”, “Las vampiras”, “Yo quiero andar”, Andresito Reyna”, “La porquería”, “Si he de morir” y “Baila en la calle”, tema que fue el centro de una polémica que involucró a Shakira, quien usó un fragmento en 2007 en su éxito mundial “Hips Don’t Lie” sin el consentimiento de Días. Compuesto en 1984, es el himno oficial del carnaval dominicano.

Anuncios

Chichí Peralta en Cayena

Cayena.com.do

Chichí Peralta en Cayena

Fragmento de la entrevista realizada a Chichí Peralta para Cayena:

Dominicano hasta la médula, defensor de los derechos más elementales del ser humano, acérrimo enemigo del maltrato a la mujer y la prostitución infantil, agradecido por el cariño que su pueblo le profesa… Así se define Chichí Peralta. Pero sería injusto no agregar que es un mago fusionando géneros musicales. “De aquel lao del río”, su más reciente propuesta discográfica, se está haciendo sentir en las emisoras locales con los cortes “Amor Samurai” y “Dominicano”, tema a dúo con Jhonny Ventura y en cuyo video promocional aparecen los grandes del béisbol Juan Marichal y Pedro Martínez.

ARM: ¿Crees que si los músicos dominicanos tuvieran mejor formación, el legado de la música dominicana al mundo sería mayor?

CP: Claro que sí, pero hay que tener cuidado con el término formación. Eso abarca muchas cosas: costumbres, valores, y cómo no, también formación musical. Ante todo debe existir la gracia de Dios, encargado de inculcar el talento. Después entran en juego la familia y la educación, luego la preparación, que está compuesta por la academia y la práctica. A eso se suman las vivencias investigativas de tu cultura, que es la raíz de todo. Pero nuestro legado a la música mundial es indiscutible y muy digno.