La masturbación, el arte del autoerotismo

Cayena.com.do

Cayena.com.do

«La masturbación, el arte del autoerotismo» es el artículo que exhibe la revista Cayena en su portada de hoy:

Al acto de la masturbación se le han adjudicado tantas enfermedades que si las enumeráramos perderíamos un tiempo valioso, tiempo que podríamos invertir en darnos placer a nosotros mismos. No ponga esa cara. Hace mucho que esta práctica dejó de ser vista como prohibida e inmoral y ya nadie cree esos mitos de que provoca ceguera, idiotez, espinillas, parálisis y un sinfín de absurdos padecimientos. Hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) la defiende como una actividad saludable.

Hoy no es tan delicado y engorroso hablar de la masturbación. Sin embargo, no ha dejado de ser un tabú y todavía entra en conflicto con las nociones morales y religiosas de algunas personas que se niegan a aceptarla como un sano antídoto contra la tensión, el estrés, la baja autoestima y la soledad, por citar varios de sus múltiples beneficios.

Continúa leyendo el artículo aquí.

Para acariciar tu distante intimidad

Domingo 17 de agosto, 7:22 PM

Quisiera estar ahora mismo en un rincón de tu cuarto, acurrucado en una esquina sin que me vieras, cuando la hora del crepúsculo te sorprende en tu ordenado reguero y la nostálgica belleza de una tarde de domingo en Santo Domingo reclama un abrazo imprescindible.

Hoy la soledad sabe a amor sazonado de distancia, y me consuela pensar que tu mano elige hacer click en esta página y tus ojos se posan en estas palabras que buscan acariciar tu intimidad y ruborizarte.

Mi soledad, que anhelo sea momentánea, pide a gritos un susurro tuyo que encierre la más mínima señal… Ya sabes que no hay antifaces que enmascaren las aristas de mi alma. Me he presentado ante ti tal cual soy: un ser común, un duende sin méritos personales, la huella de un soñador empedernido dispuesto a descifrar tus signos y a moldear tus deseos inconclusos.

Quiero ser ese pequeño fragmento de alegría y energía que te circunda. Quiero contaminarme de ti e incendiarte.

El cuerpo del delito

Una compota de manzana puede cambiarle el día a cualquiera. No voy a dar detalles, pero qué encuentro el de hoy. Sé que no debo agradecer, pero tú sabes por qué te doy las gracias. Un beso, mi amor.