From the Queen to the King

Hace unas horas MTV, la hoy descolorida cadena que en el pasado fue la meca de los videos musicales, celebró su entrega anual de premios, los cada vez menos esperados VMAs. Lo más acertado de la ceremonia fue el comienzo, el sentido tributo que Madonna le rindió al fallecido Rey del Pop Michael Jackson. Muy honesto y emotivo, a la altura de ambas celebridades.

La transcripción del discurso la hizo pública el sitio web de MTV y la acompaño con algunas fotos, para quienes no estuvieron entre los telespectadores.

madonna pays tribute to mj

«Michael Jackson was born in August, 1958. So was I. Michael Jackson grew up in the suburbs of the Midwest. So did I. Michael Jackson had eight brothers and sisters. So do I. When Michael Jackson was 6 he became a superstar and was perhaps the world’s most beloved child. When I was 6 my mother died. I think he got the shorter end of the stick.

«I never had a mother, but he never had a childhood. And when you never get to have something, you become obsessed by it. I spent my childhood searching for my mother figures; sometimes I was successful. But how do you recreate your childhood when you are under the magnifying glass of the world for your entire life?

«There is no question that Michael Jackson was one of the greatest talents the world has ever known. … That when he sang a song at the ripe old age of 8, he could make you feel like an experienced adult was squeezing your heart with his words. … That the way he moved had the elegance of Fred Astaire and packed the punch of Muhammad Ali. … That his music had an extra layer of inexplicable magic that didn’t just make you want to dance but actually made you believe that you could fly, dare to dream, be anything that you wanted to be. Because that is what heroes do. And Michael Jackson was a hero.

Leer más de esta entrada

Carta de José Martí a María Mantilla

Martí y María MantillaJosé Martí, el Héroe Nacional de Cuba, murió en combate un día como hoy del año 1895. Sólo tenía 42 años. Ese día en que las balas españolas lo alcanzaron llevaba en el bolsillo de su chaqueta una foto de María Mantilla.

María Mantilla es la protagonista de sentidas y tiernas cartas que escribió el Hombre de la Edad de Oro. Era hija de Carmen Miyares de Mantilla y de Manuel Mantilla Sorzano, matrimonio que tenía una casa de huéspedes donde Martí vivió cuando llegó a Nueva York.

Estas cartas han sido motivo de controversia. Algunos estudiosos de la vida y obra de Martí ven a María Mantilla como su hija y no de Manuel Mantilla. Más allá de la controversia que genera esta parte del epistolario martiano, las cartas dedicadas a María están cargadas de una paternidad espiritual incuestionable y una ternura mayúscula, como si hubiera tenido la certeza de que ya no se volverían a ver.

Como trágica y lírica se puede considerar su última carta a María; podría decirse que se despedía de ella. Aunque la que les dejo a continuación no fue la última, está fechada dos meses antes de morir Martí:

[Cabo Haitiano, marzo de 1895]

Mi María:

¿Y cómo me doblo yo, y me encojo bien, y voy dentro de esta carta, a darte un abrazo? ¿Y cómo te digo esta manera de pensarte, de todos los momentos, muy fina y penosa, que me despierta y que me acuesta, y cada vez te ve con más ternura y luz? No habrá quien más te quiera; y sólo debes querer más que a mí a quien te quiera más que yo.

¿A que de París, de ese París que veremos un día juntos, cuando los hombres me hayan maltratado, y yo te lleve a ver mundo antes de que entres en los peligros de él, a que de París vas a recibir un gran recuerdo mío, por mano de un amigo generoso de Cabo Haitiano, del padre de Rosa Dellundé? Yo voy sembrándote, por donde quiera que voy, para que te sea amiga la vida. Tú, cada vez que veas la noche oscura, o el sol nublado, piensa en mí.

En mi nombre visita a Benjamincito, y a Aurora, y a Mercedes, a quien escribiré antes de salir de aquí, y ve con ella a llevarle flores a mi pobrecita Patria. Que tu madre sienta todos los días el calor de tus brazos. Que no hagas nunca nada que me dé tristeza, o yo no quisiera que tú hicieses. Que te respeten todos, por decorosa y estudiosa. Que entiendas cuánto, cuánto te quiere

Tu

Martí

Y ¿esa oreja de mi leal Ernesto? Le mando un beso, allí donde se le heló, tú se lo das.

Obras Completas, Vol. 20, p. 215. Cotejada con el manuscrito original.

José Martí, el hombre sincero

"José Marti" by Sketched Spartan

"José Martí" by Sketched Spartan

A Cuba y República Dominicana las unen muchos lazos. A ello contribuyeron en gran medida José Martí y Máximo Gómez. Un 28 de enero, hace 156 años, nació José Julián Martí Pérez, un hombre excepcional, Héroe Nacional de Cuba, hijo de Nuestra América, un hombre sincero. Hay tanto que aprender de él todavía.

Y como él mismo dijo «Honrar, honra», sirva esta entrada en mi blog de modesto homenaje a un hombre que nos legó las mejores cualidades humanas y elevó a lo más alto el concepto de patria: «Patria es humanidad».

Para el Maestro «hacer bien es un deber sencillo». Así era él. Sus obras lo acreditan, como este poema de Versos sencillos:

XXXIX
Cultivo una rosa blanca,
En julio como enero,
Para el amigo sincero
Que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
El corazón con que vivo,
Cardo ni oruga cultivo:
Cultivo la rosa blanca.

"Cultivo una rosa blanca" by MazzieEowyn

"Cultivo una rosa blanca" by MazzieEowyn