La frase (134)

"A Clockwork Lime" by RafkinsWarning

«Si puede ser escrito, o pensado, puede ser filmado».
(Stanley Kubrick)

El cartel (28)

Son las flechas de Robin Hood con sello Ridley Scott o la trama urbana de Biutiful de la mano de Alejandro González Iñárritu y famosos, muchos famosos: Cannes está de fiesta, el cine también.

Un Robin Hood diferente, reflexivo, transitó en la arrancada del Festival más renombrado del mundo con más aplausos que decepciones, aunque no faltaron los recelos de la crítica frente a un Rusell Crowe menos convincente que Cate Blanchet.

Scott, ausente por una lesión en las rodillas, no deja de ser provocador. Ya lo hizo con un estilo magistral en Los duelistas, Thelma y Louise, Blade Runner y Gladiador, aunque ahora el héroe de los bosques de Sherwood no tenga el mismo impacto.

Es una avalancha de séptimo arte en la cual todos quieren un pedacito de resonancia en esta suerte de plataforma ineludible para cada cuadro de celuloide. Así, el mexicano González Iñárritu apuesta con Javier Bardem a no pasar inadvertido.

La crisis financiera no está para nada ausente de los entramados en el boulevard de La Croisette y ante el espectacular telón de fondo de la Riviera Francesa. Primero, Oliver Stone repite su fórmula ganadora al lado de Michael Douglas.

Wall Street: El dinero nunca duerme, es la propuesta de Stone (Pelotón, Nacido el 4 de julio, JFK, Nixon, W) a la cual se añade Cleveland vs. Wall Street, sobre un supuesto juicio en Ohio, dirigida por el suizo Jean-Stéphane Bron.

Además de Biutiful, que tiene en la producción a Pablo Cruz, Gael García Bernal y Diego Luna, destaca fuera de competencia Abel, el segundo film de Luna como realizador.

En la misma línea aparecen otras dos películas mexicanas, Somos los que hay, de Jorge Michel Grau, y Año Bisiesto, de Michael Rowe, ambas Operas Prima.

García Bernal fungirá asimismo como presidente del jurado que otorga la prestigiosa Cámara de Oro a la mejor primera película presentada en cualquiera de las secciones del festival.

En el apartado Un Certain Regard (Una cierta mirada) fueron seleccionadas Los Labios, de Iván Fund y Santiago Loza, y la última obra de Pablo Trapero, ambas de Argentina, país además con fuerte presencia en la Quincena de Realizadores.

(Tomado de Cubadebate.cu)

Eurocine en la Cinemateca

eurocine2

Eurocine, con buenas películas en la Cinemateca y en la UASD. Del 10 al 19 de junio. ¿No fuiste? Te lo perdiste.

El cartel (2)

Llega el cineasta manchego Pedro Almodóvar a esta sección con varios carteles de sus películas. Algunos son de otros países, lo que los hace más interesantes, por la tipografía y las características de otras lenguas. De Los abrazos rotos, en fase de posproducción y con fecha de estreno a principios de 2009, encontré un cartel que no debe ser oficial. Por eso prefiero no incluirlo.

volver-cartel1

03hable

06todo
13kika

09flor

29deseo

34laberinto

Pertenecen a los largometrajes  Volver (2006), Hable con ella (2002), Todo sobre mi madre (1999), Kika (1993), La flor de mi secreto (1995), La ley del deseo (1987) y Laberinto de pasiones (1982).

En su blog, cuyo link remití al principio de esta entrada, Almodóvar dedica unos párrafos a Junot Díaz:

Me gusta esta palabra, egotríptico, acabo de inventármela. Esto me recuerda al último Premio Pullitzer, “La increíble historia de Oscar Wao” del escritor dominicano Junot Díaz. En esa novela sí que hay un verdadero lujo de “palabrerío”. Es la novela que mejor representa, para bien, los nuevos frutos lingüísticos nacidos de la mezcla viva y legítima del lenguaje caribeño con el inglés americano. Y no me refiero al spanglish.
En el premiado libro del dominicano no hay nada tipo “llámame pa trás” (call me back) en vez de “devuélveme la llamada” o simplemente “llámame tú”, ni “controversial” acentuado en la última a, en vez de “controvertido”. Tal vez me equivoque, pero muchas de las expresiones típicas del spanglish son el resultado de una pereza descomunal.

En “Oscar Wao” el espectáculo son las palabras. El lenguaje que Junot Díaz emplea está plagado de términos nuevos, inglés dominicanizado, que suenan maravillosamente. Qué exuberancia, por Dios!

Party whatcher- Pariguayo.

Por ejemplo, “pariguayo” (mi rebelde ordenador se empeña en poner “paraguayo”). Viene del inglés “party watcher” y se refiere a esos chicos con tantos kilos como complejos, que en los guateques tienen que conformarse con ver bailar y divertirse a los demás, mientras ellos se sumen en la melancolía y la frustración.
¿No es una palabra maravillosa, pariguayo? Además suena a lo que significa.

El cartel

dark-knight-cartel

dark-knight-cartel-2

Tanto me gustan los afiches que promueven las películas, que decidí inaugurar una sección nueva, El cartel. Podría llamarse El poster, pero en este blog, ortográficamente correcto, se habla español. La inauguro con una película que me sorprendió y me tocó, The Dark Knight, la última entrega de la serie de Batman, con el fenecido –y seguro candidato al Oscar– Heath Ledger.