Un mundo de corcho

Son muchas las cosas que se pueden crear con los corchos de los vinos. La obra del albanés Saimir Strati, por ejemplo, es a base de tapones de corcho que reutiliza para componer sus murales. El singular artista posee cuatro récords Guinness, el tercero de ellos (en 2007) por un mosaico para el que empleó 230,000 corchos y en el que aparece un joven con una corona tocando la guitarra, mientras baila con el mar y el sol del Mediterráneo.

Pero también los corchos pueden reusarse en artículos utilitarios:

Acerca de Adrian Morales
Editor, periodista, escritor, corrector de estilo. Encantador... de serpientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: