Café Tacvba: ¡en Cuba!

El vocalista Rubén Albarrán tiene el gusto de posar junto a los periodistas Adrian Morales y Deidamia Galán, durante la rueda de prensa previa al concierto ofrecido por los tacvbos en Santo Domingo, en marzo de 2009.

El vocalista Rubén Albarrán tiene el gusto de posar junto a los periodistas Adrian Morales y Deidamia Galán, durante la rueda de prensa previa al concierto ofrecido por los tacvbos en Santo Domingo, en marzo de 2009.

Diez años les tomó volver a Cuba. Ganas no les faltaban. Los integrantes de Café Tacvba confiesan que le deben mucho a la isla, no solo desde el punto de vista musical sino por el simbolismo de un país al que consideran hermano.

La gira por su 20 aniversario «20 Años – 20 Ciudades», que los trajo a Santo Domingo en marzo pasado, los lleva también a La Habana, donde el martes –o sea, de aquí a tres días– ofrecerán un concierto único en la Tribuna Antiimperialista José Martí, frente al histórico malecón capitalino.

La anterior presentación de la banda mexicana en la isla tuvo como escenario el emblemático Parque Almendares de La Habana. Según recuerda Rubén Albarrán, vocalista, «la audiencia cubana que estaba presente disfrutó, cantó, bailó… roqueó».

En declaraciones a Granma, principal periódico cubano, el tacvubo reconoció que «cada una de las ciudades que escogimos en esta gira es especial para nosotros. Queremos celebrar con el pueblo cubano, que nos recibió muy bien hace ya diez años. También queremos ver y escuchar a los nuevos músicos de la isla».

Rubén reconoció que la cultura cubana ha aportado a la mexicana «elementos esenciales, valiosísimos, que conforman parte del ser mexicano», y mencionó a algunos de los músicos cubanos que forman parte de las influencias de Café Tacvba: desde Ernesto Lecuona, Bola de Nieve, el Trío Matamoros, la Sonora Matancera, Benny Moré, Merceditas Valdés, hasta Los Van Van y NG la Banda.

Para leer la entrevista completa con Rubén, los hermanos Quique y Joselo Rangel y Emmanuel del Real, ve a este enlace. Cierro el post con «María», video que me hizo conocer y admirar a este talentoso cuarteto.

No a la cementera

no a la cementera

El Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado ayer en todas partes del orbe, sorprendió a República Dominicana involucrada en una discusión que viene haciendo noticia hace días: la construcción de una cementera en las inmediaciones del Parque Nacional Los Haitises. Hasta la Iglesia Católica dejó su fama de retrógrada y se ofreció a mediar en el conflicto.

Las manifestaciones de protesta no han cesado. A la protagonizada ayer en la mañana frente a la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, se suman las que llevan en el país organizaciones ecologistas, sociales y juveniles, como los grupos La Revuelta, La Multitud y Toy Jarto, conformados por jóvenes que desde hace más de dos semanas mantienen un campamento en la comunidad de Gonzalo, próxima al área donde se empezó a construir la cementera.

Los Haitises, una de las regiones de mayor importancia endémica para el Caribe insular, tiene una especial particularidad, debido a su estructura y formación kárstica, ya que de acuerdo con sus características geológicas y geomorfológicas, su mayor aporte al sistema hídrico es a través de abundantes corrientes de aguas subterráneas capaces de producir más de mil millones de metros cúbicos de agua, fundamentales para la sostenibilidad de seis provincias, incluida la propia capital dominicana.

La colega Elsa Peña Nadal, en un excelente artículo publicado en almomento.net, aporta más datos sobre la importancia de Los Haitises y las implicaciones de no preservarlo. «De este carso emanan 147 ríos y arroyos que alimentan varios acueductos en uso, y la construcción de una fábrica de cemento resultaría desastrosa para la conservación de esta colosal formación».