La frase (17)

“La palabra tiene mucho de aritmética: divide cuando se utiliza como navaja para lesionar; resta cuando se usa con ligereza para censurar; suma cuando se emplea para dialogar, y multiplica cuando se da con generosidad para servir”. (Carlos Siller)

(Ilustración: Rhi Skulls by Calum5)

Completa la frase para que entres al circo

La vida es un circo sin dueño.

La vida es un circo sin dueño. (Ilustración: Michael Hussar)

De regreso esta mañana de la feria Tecnología en Dominicana (Tecdo), que se inauguró anoche en el muelle de Sans Soucí, se me ocurrió este sencillo ejercicio interactivo con los lectores. Consiste en completar la frase con lo más ocurrente que les venga a la mente. Puede ser en en el plano sexual, amoroso, de relación de pareja, humorístico, etc. Por ejemplo, en Cuba se ha hecho popular un dicho que es una jocosa variante del original: Nunca es tarde… si la picha es buena.

El caso es que estoy retomando una biografía que comencé a escribir hace un par de meses, y ahora le daré un giro hacia novela, enriquecida con elementos de la vida real, acontecimientos que he vivido en carne propia y que de alguna manera han enriquecido mi experiencia en ese complicado y apasionante campo de la naturaleza humana.

De título provisional Bajo otra circonstancia y con un lenguaje desenfadado, la novela narra aspectos poco conocidos y sosprendentes de personajes en situaciones reales. En posteriores entradas dejaré caer algún que otro fragmento. También incluirá ilustraciones basadas en pasajes de la trama, realizadas por buenos amigos que han mostrado gran interés. Les puedo adelantar que los dos primeros capítulos llevan por título “Luna sobre el Botánico” y “Diáfanos y bemoles”. Tengo que confesarles que estoy tentado a hacer una versión para teatro.

Para quienes me han preguntado por Salmón al horno, sepan que la historia se acomodaba mejor al formato de cuento que de novela. Ya está terminado.

Y ahora el ejercicio. Perdonen la dilación. Debí haber hecho dos posts en vez de uno. Sucede que la novela es bastante experimental, por eso necesito vuestra intervención. Las frases a completar son:

No van lejos los de alante…

Quien juega con fuego…

El que nace para… del cielo le cae…

Balada para cuerdos

Porque te fue imposible falsificar la soledad
la tristeza es un pez que corrió a tu encuentro
y abrió ante ti su sombrilla algo escasa de salidas
cantas a las arenas de tu orilla
viertes prisas
te vas por un camino de lujo
no te quejes
esto se parece a la vida
no conozcas otro invierno que el del trópico

marchan de puntillas eróticas bestezuelas
¿centauros nereidas?
y yo onírico me ausento
cabalgo hacia el reloj
siento mis certezas roídas
por conejos que brotan de chimeneas polares

se alborotan los tibios campanarios
las cigüeñas se mecen en tu cabeza
da risa pero no
no culpes al oráculo
despierta a tiempo
no fallezcas
vendrán por ti las parejas de gelatina sabor
el ojo en la ranura
no preguntes por qué esto se parece a la vida
no conozcas otro invierno

amaneces tirado en el espejo
¿qué has hecho de mí?
te pregunto o me pregunto
es igual
soy yo mismo de un lado y del otro
¿qué renuncias solicitan
yo huraño arrinconado indefenso?
arborescentes los latidos
se escabullen se duermen o desaparecen
como pasos de mulas adoquinadas en un lienzo
no preguntes por qué

¿te arriesgas o me conjugo en imperativo?

(Adrian R. Morales – La Habana, 1998)
(Ilustración: George Grie / Guardián del tiempo)

P.S.: A petición de algunas personas que no alcanzaron a leerlo cuando salió publicado en Clave Digital, en El poema del viernes.