La frase (15)

“Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada”.
(Giovanni Boccaccio)

Las arterias minadas

Desde mi agujero veo a una mujer en calzoncillos extrae sus senos de una cesta de mimbre y los exprime sobre la tierra los brazos del pudor en exceso mutilados no dejan de moverse al compás de la malicia ¿a qué has venido señor ángel? te devuelvo la herradura y el trébol de cuatro hojas no preciso de nada para el viaje mañana cuando despierte seré árbol incredulo culpable hueco invitaré a los viajeros a mecerse en mis ramas con sogas que se anuden en sus cuellos ceñiré sin piedad sus gargantas oxidadas sus venas serán las cuerdas de Tu arpa sus vidas muertes profanadas y sus voces estallarán en los campos minados una arritmia piadosa en los hechos un río helado que se llamó sangre (where is it written tell me where…) ¿a dónde ir si los templos han cerrado?

(A.R.M.)

Para saber qué sientes con mi veneno en tus venas

LO QUE ME MATA

Deja que yo decida
Cuál es el precio de amarte tanto
Sin colocar barreras
Entre mis besos y tus abrazos.

Deja que me vacíe dentro de ti
Como otras veces
Sabiendo que cuando acabe
Tendré un billete para la muerte.

Deja que yo decida
Cuál es la noche que nos espera
Para saber qué sientes
Con mi veneno en tus venas.

Déjame desnudarte
Sin darme tiempo de arrepentirme
Que no quiero quedarme
Siempre llorando
Porque te fuiste.

Quiero que sean tus ojos
Espejo de mis escombros.

Dame, amor mío, lo que me mata
Que solo quiero morir contigo
Vivir no tiene ningún sentido
Si tú te marchas.

Dame, amor mío, lo que me mata
Que solo quiero morir contigo
Vivir ya no tiene ningún sentido
Vivir ya no tiene ningún sentido
Vivir ya no tiene ningún sentido
Vivir ya no quiero…

Deja que yo decida
Cuál es la noche que nos espera…


Cómplices – “Lo que me mata” (perteneciente al disco Cómplices, de 2000).

 

It´s an orange, naranja world

 

El mundo puede ser naranja, ¿lo sabías? Jejejeje, ríete, como yo… Cuánto morbo. Felices sueños, mi amor.

Lo que te den…

Hay un dicho muy cubano, muy popular, de estos tiempos, que dice: “Lo que te den… cójelo”.