Freud de ventrílocuo

¿Quién dijo que un peluche no puede ser un ventrílocuo? El padre del sicoanálisis, Sigmund Freud, ha reencarnado en un muñeco que, además de escucharnos y dejarse abrazar, se ríe cuando se le hace cosquillas en los pies.

Anuncios

Acerca de Adrian Morales
Editor, periodista, escritor, corrector de estilo. Encantador... de serpientes.

2 Responses to Freud de ventrílocuo

  1. arli says:

    ehhhh… como asi?

  2. Floralba says:

    Bueno, si la almohada no es suficiente….que el peluche la sustituya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: