Hoy tampoco fue mi día

¿Tengo que revisarme? Seguro. Es muy pronto para decir otra vez que hoy tampoco es mi día. Ok, no es tan grave como la vez anterior, pero por algo me invade esta sensación. Y no estoy loco, aunque por momentos pienso que me estoy volviendo paranoico. Hoy me siento triste y solo, con esa soledad que te habla y te grita y de la que no puedes huir porque chocarías con la multitud que te rodea. Solo puedes salir cuando alguien viene y te rescata, pero hoy nadie tiene las agallas de proporcionarme un paracaídas de auxilio. No me quiero sentir así, no debería. Dicen que superior a la voluntad del hombre no hay nada. ¿Dónde fue mi voluntad? ¿Qué extraña fuerza se apodera de mis sentidos y los doblega? Ya no soy un muchachito inocente con íntegra capacidad de asombro. ¿Entonces qué me sucede? ¿De qué vale haber alcanzado cierta madurez? Si pudiera volver el tempo atrás…, pero eso no es más que una pretensión absurda, un motivo para hacer películas y manidos videos musicales. Solo me queda continuar con mi papel de obsevador expectante, de testigo inmutable de un presente que demora en hacerse futuro, que pone resistencia.

(Lunes, 7:42 PM. Antes de la conversación más o menos esclarecedora.)

P.S. Como dice Nelson Poket: “Entonces choqué con esa pared…”

Anuncios

Acerca de Adrian Morales
Editor, periodista, escritor, corrector de estilo. Encantador... de serpientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: