69

Pensando en la ligera –y dulce– molestia que me quedó en el frenillo –de la lengua–, decidí hablarte del 69, una postura virgen para ti… hasta que me conociste.

He aquí algunos datos extraídos de Wikipedia:

El 69 es una postura sexual que permite la práctica del sexo oral mutuo de modo simultáneo. Para alcanzar esta postura, normalmente los dos individuos se postran sobre una superficie, uno sobre el otro. Sin embargo, en lugar de situarse cara a cara, cada uno ubica su cabeza frente a los genitales del contrario, permitiendo de ese modo que puedan ser estimulados al mismo tiempo.

Técnica
La postura adoptada es bastante versátil pues no sólo se puede realizar sexo oral simultáneo: felación y cunnilingus, sino que puede ser alternado con técnicas masturbatorias, que pueden ser sobre los genitales o también juegos anales. A menudo es una postura que se utiliza en el juego previo a la penetración, pero si las personas que participan ofrecen la estimulación apropiada puede resultar muy placentera y conducir al orgasmo y la eyaculación.

Origen etimológico
El nombre viene del hecho de que los números 6 y 9 son el mismo carácter pero girado 180º. La postura originalmente no era «69» sino «6» y «9». Otra teoría sobre el origen de este nombre se basa en la representación que hacen los números. Se considera que la parte redondeada del número es la cabeza mientras que la parte puntiaguda son los genitales.

69 en el cine
Las escenas de 69 rara vez se ven en el cine no pornográfico. La razón es que, a diferencia de ciertas posturas del coito, sería muy difícil de simular, ya que el espectador tiene que percibir que existe contacto al menos entre las cabezas y los genitales. Como es absurdo pensar en una escena con las cabezas tapadas por una sábana no hay otra que rodar con los actores desnudos y sus cabezas entre las piernas de la pareja. Las escenas se vuelven muy explícitas bordeando lo pornográfico. En este sentido Calígula es una de las pocas películas no pornográficas (al menos explícitamente) que mostraba sexo real. Esta circunstancia fue aprovechada para rodar una escena de 69.

La Agencia Federal de Noticias (DERF) de Argentina señala lo siguiente:

La postura del 69 permite que dos personas practiquen y disfruten el sexo oral simultáneamente. Para muchos, el sexo oral es uno de los principales placeres en las relaciones sexuales, y el famoso ’69’ aparece primero en la lista en cuanto a prácticas favoritas.

Para romper el hielo e ir estableciendo un mayor grado de confianza con la pareja, se sugiere avanzar hacia el área en cuestión poco a poco. Hay que ir labrando el camino ‘hacia abajo’ –besando, mordisqueando, lamiendo, palpando…– y estar atento a las preferencias de la otra persona, a los puntos de estimulación.

La postura del 69 normalmente es adecuada para el momento en que las dos personas se sienten cómodas con cada cual y son capaces de dejarse llevar. Como su nombre gráficamente indica, en esta postura se coloca la cabeza enfrente de los genitales de la otra persona. El gran atractivo de esta práctica radica en el hecho de que la estimulación genital es simultánea y placentera para ambas personas.

P.S. I 69 you…

P.S.(2) Disculpa, mi amor, si me precipité un poquito ayer. No quiero causarte traumas, pretendo que todo surja natural. Soy capaz de esperarte, lo sabes. Quiero conducirte por los deliciosos caminos del placer, que sientas intensamente las pulsaciones de esta hermosa complicidad entre tú y yo. Te quiero, me importas, me gustas.

Me haces tanto bien / La química y el amor…

Quiero dedicarte esta entrada a ti, precisamente a ti que tan “bien” te portaste ayer. By the way, si te portas mal, me invitas… Me hiciste tan feliz, confiaste en mí, vas cediendo ante la fuerza de la entrega, te vas familiarizando con la tabla periódica, la química va dejando de ser una asignatura engorrosa… Gracias por querer ser buena estudiante, aunque en cuestiones de amor y sensualidad es mejor dar rienda suelta a la imaginación y la espontaneidad. Gracias por dejar que la química por sí sola haga su parte.

¿Sabes? Las distintas manifestaciones y etapas del amor se corresponden con diferentes sustancias químicas en el cuerpo. Los expertos en la materia han concluido que el deseo ardiente de sexo está unido a la testosterona, mientras que la atracción y el amor en la etapa de euforia, así como el sentirse involucrado emocionalmente, están relacionados con altos niveles de dopamina y norepinefrina y bajos niveles de serotonina. El vínculo y la atracción que evolucionan hacia una relación calmada, duradera y segura tienen que ver con la oxitocina y la vasopresina.

¿Qué te parece? Más adelante te hablaré de los cambios bioquímicos que se producen en el organismo de dos seres humanos cuando quedan “enganchados”, cuando descubren la gran necesidad de interactuar y conocerse más.

Y para que veas lo horny que me pone pensar en ti, te dedico este video, con pelos y señales. De Amistades Peligrosas, Me haces tanto bien:

Enséñame a bajar tu cremallera
Ya sabes dónde voy.
Ya sabes que he pasado la frontera
Arrancando algún botón.
Que tú ya sabes que te pido más madera
Y tú pides más nivel.
Ya sabes cómo mantener mi hoguera
Ya sabes cómo se ahuella mi piel.
Que tú me quemas con la punta de tus dedos.
Tus manos en mi piel.
Me quemo con tu lengua que es de fuego
La sangre hierve, ¿o no lo ves?

P.S. I oxitocine you…